Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!
Publicado por Pablo en 21

jueves, 14 de febrero de 2013

XXXV Concurso de Microrrelatos Repentinos


Parque temático

     Un día de verano, a las tantas, venía de tomar unas copas, un poco despistado por cierto, cuando llegué al portal creí haberme equivocado. Una bandera pirata ondeaba en la puerta de la vecina de los bajos. ¡Otra vez con sus excentricidades¡, solté. Ella abrió la puerta tan cauta como siempre y me recriminó que era un mal vecino. Que llevaba la comunidad a la deriva, y que debíamos de cambiar de presidente. Cuando subas ándate con ojo. Señora, acate las consecuencias, ahora soy yo quien lleva el timón. Ya tendremos tiempo de hablar, y me aventuré en subir los peldaños para desahogarme a la vez que pensaba, ¡estás loco!, quedan aproximadamente unos setecientos escalones delante de ti. Cogí al toro por los cuernos y comencé la marcha.

     Al llegar al primer piso sentí a los corsarios salir de sus respectivas casas, empuñando grandes dagas. Se limitaron a mirarme de reojo. ¿No es tiempo de carnaval?, les dije, y continué. En el segundo una espesa selva tropical comenzó a abrirse entre los escalones. En el piso cuarto, ruidos de animales exóticos me sorprendieron, pasos de aborígenes aparecieron impresos en el suelo, lianas, incluso estalló una tormenta. Subí tan rápido como pude, hasta el duodécimo piso. En el último peldaño me esperaba pata de palo (el del segundo).

-¡Ostras! ¿y esto?,- le pregunté.- Estuvo observándome durante más de dos minutos, hasta que pronunció mi nombre: Joel.

-¿Qué quieres?, ¿Qué es todo esto?.

-Que el parque temático se haga en nuestra ciudad, - contestó -. En estos tiempos de crisis…

     Desde entonces soy Simbad el marino (porque llevo el timón de la idea), hacemos cosas temáticas. Hemos pasado a ser el centro de atención del barrio. Nuestra vida ha cambiado, el ayuntamiento ha aprobado la reforma de la fachada que tanto nos costó conseguir, hemos hecho un calendario semidesnudos, tenemos parada en el mercado, y vendemos lo que producimos, gorros, gafas etc… todo temático. Estamos pensando exportar la idea, con derechos. Ahora todo el mundo nos apoya, dicen que somos la nueva generación de empresarios. Y vamos a por todas.


     Esta vez con menos tiempo del esperado, pero he hecho el intento. Debía aparecer Simbad por ahí. No se, al menos he disfrutado escribiéndolo.
     En la biblioteca encantada van a tener a Marcos Calveiro para hablarnos de un libro repleto de nostalgias, sueños y aventuras, escrito con un cuidado y un cariño exquisitos, lleva por título "Sari, soñador de los mares" y recupera a un personaje que parece haber sido ligeramente olvidado por los niños, pero que siempre ha poblado las aventuras imaginarias de buena parte de la población mundial, Simbad el Marino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario