Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!
Publicado por Pablo en 21

sábado, 26 de enero de 2013

Revista Literaria Talaiot Nº 39 Invierno 2012

El libro


     Busqué en varias librerías uno de esos libros que siempre me habían aconsejado leer, con un título atrayente, que te empuja a querer devorarlo antes de tenerlo en tus manos, sin saber a ciencia cierta el contenido. Lo cierto es que, sin tantos preámbulos y con las ganas puestas en órbita me dejé llevar por la balanza de unas palabras amigas, Martina tuvo la culpa, de abducirme al centro del Universo metódico resuelto en unas páginas que dijo me iban a ayudar. Hasta mi sombra esperó ansiosa el poder tener en sus manos el papel impreso y encuadernado con tapa blanda, del delgado volumen que según ella encontraría en la librería técnica del centro. Su desparpajo me atrajo, siempre era igual, lanzada, sincera y llena de pequeñas chispas, que aun no dándole plena lucidez la hacían tener carisma, y una extraordinaria atracción desde la cual cualquier respuesta por arbitraria que fuera, era la que era, no había vuelta de hoja.
      La índole del encuentro con ese libro que pasó a ser maldito, formó un halo de esperanza en mis cortas miras, creyendo que Martina me había regalado lo mejor de su honestidad. Cuando cayó en mis manos el corazón me palpitó tan rápido que creí desvanecerme, con el ansia de devorar lo antes posible su contenido. Aquel día salí corriendo que me las pelaba hacía casa con las llaves en la mano, apretándolo fuerte contra el pecho para no perderlo, contando los céntimos que me habían devuelto a la vez que me desataba la corbata por el fervor y el impulso creciente de leer la historia que me había vendido.
     Al abrir la puerta tiré la cazadora encima de la silla del comedor, me desaté los cordones, lanzando los zapatos por el aire, cogí un cojín y me estiré a todo lo largo del sofá. Casi como un rito cogí el libro delicadamente, mientras resople un par de veces, hasta que inspiré soltando el aire de forma progresiva. Quería engullir, una necesidad imperiosa me estrujaba, así que abrí la primera página que leí de carrerilla… Un sentimiento de, ¿dónde me estoy metiendo?, me hizo ralentizar en la segunda hoja. Al llegar a la tercera di por acabada la lectura… doblándola por el extremo superior derecho. Métodos, consejos, prácticas y las palabras de siempre, “¡maldita Martina!”, pensé, hasta que un salpullido comenzó a aparecerme por la tensión en el rostro.
     El thriller psicológico en el que me vi envuelto no dejó de ser más que una aventura inesperada, las visitas a mi doctora, mi vida plasmada en cada renglón, el énfasis con el cual hacía las cosas, y mi buena voluntad que según Martina había perdido. ¡Yo no soy así!, hasta el personaje tenía mi nombre. Las palabras en las que me vi envuelto me llevaron a seguir con las mismas conjeturas, perseguido por la sombra maldita de un maleficio del cual llevo tiempo sin poder desprenderme.
     Lo único que quiere es que cambie, que deje de ser el que soy, que me transforme  y transmute, que sea libre como los pájaros… cuando ella sabe que la única atadura que tengo es mi sombra, que me persigue allá donde vaya, y de la cual nunca me he podido desprender. Así que cogí el libro con las dos manos y lo hice añicos, ínfimos, minúsculos junto a las macetas de la ventana del comedor… fue un alivio cometer la atroz hazaña, y una gran recompensa al ver con el pasos de los días más verdes las plantas mustias.
     Después de dos meses volví a verla, quería agradecerle todo lo que había hecho... Le regalé un hermoso ramo de flores, “son preciosas” me dijo. “Si que lo son”, le contesté. “Las he hecho crecer con tu libro… fue un abono perfecto”, y dejé por zanjada la historia del maldito libro rompiendo el maleficio.

Portada revista Talaiot nº 39

Siguiendo el comentario de Nuria y para que su visita no sea desagradable en esta página incluyo el nombre de la persona que ha dibujado la portada de la revista Talaiot. Le pido disculpas por no haberlo hecho antes (la verdad es que no caí) y a partir de ahora me anoto en mi diario esta reseña. Publicación realizada por el grupo Talaiot centro cultural Tom i Guida. El dibujo de portada es de Pere Cànovas Aparicio, y yo salgo en la página 19.

Texto publicado en la revista Literaria Talaiot nº 39 Invierno 2012

martes, 22 de enero de 2013

Ilustración de Juanlu (dididibujos.blogspot.com)


Realidad alterada

Se mira frente al espejo de forma meticulosa. Tanto que sus ojos se posan delicadamente en el hombro de la imagen reflejada. Allí los deja descansar durante unos minutos, para de seguida continuar llevándolos por todo el espejo. Se mira una y otra vez, sin reconocerse. Su marido está a escasos metros, mirándola como se desenvuelve. Ella gira la cabeza y llamándole  le pregunta, ¿quién es esa que hay ahí?. El marido desencajado se acerca con los ojos encharcados en lágrimas. Mujer, eres tú. ¡No!, le contesta tajante. Esa que hay ahí murió hace muchos años. Es mi hermana Sebastián,¡mírala!, ¿no lo ves?. Vencido, se sienta de nuevo en la silla, mientras ella sigue con el convencimiento de una realidad alterada, de la que nunca más va a salir. Sonríe a la imagen, proyectando su parte más tierna y le dice al hombre que hay a su lado. ¿Sabe dónde está mi marido?.

Todo un regalo de Juanlu, que ha ilustrado este micro. Mi más sincera enhorabuena por su trabajo, inspiración y entrega por darle vida a las palabras que escribimos todos los que nos acercamos a su creatividad ilustradora.
En su página dididibujos.blogspot.com (blog) se puede disfrutar aun más de todas sus creaciones.
Un abrazo.

Si pincháis en la imagen de la columna de la izquierda os llevará a la página de Juanlu.



domingo, 20 de enero de 2013

Esta noche te cuento "Cuando despertó..."


Mi Ángel
 
Cuando mi madre despertó, yo ya era otro. Me miró y no supo reconocerme. Ni siquiera mis ojos le eran habituales. Tampoco el roce de mis manos, ni mis palabras, ni nada de lo que yo había sido. Un amargo trance bajó en picado hacía mi garganta, sin poder tragar la saliva hice por sonreír. Ella me miraba cual extraño dentro de su paisaje de recuerdos, sin verme, sin oírme, sin olerme. Caminé alrededor de la cama,  y cogí el muñeco que aun guardaba en la estantería. Ese pequeño recuerdo le llevó a adentrarse en su mundo, borroso, difuso. ¿Quiere algo?, le pregunté. Nada, me dijo. Entonces le sonreí diciéndole, soy yo madre. Miró a su alrededor y un sabor agridulce recorrió la habitación, deshojando la maleta que había encima de la silla, y que tantas sorpresas llevaba guardadas de tantos años de recorrido.  Más muerta que viva miró hacía la ventana. Mi Ángel, me dijo. Soy Pedro, contesté. Me senté a su lado y le cogí de la mano. Ella volvió a sonreír, diciéndome que estaba preparada, que ya no tenía más fuerzas para luchar. La cogí entre mis brazos y expiró su último aliento. Lloré amargamente su despertar.
 
Con este micro participo el mes de enero 13 en este estupendo concurso mensual. Todo un lujo por la calidad de los participantes. Una muy buena dosis de excelentes micros a partir de un tema mensual.
 
 

sábado, 19 de enero de 2013

Revista Digital miNatura Nº 124

Texto incluido en la revista Nº 124 Minatura



 La presencia

No debería ser yo quien desvelara las atrocidades que se cometen a diario entre los hombres, y destapar sus más recónditos secretos ocultos bajo miradas inocentes, de buen hacer, aparentando ser verdades absolutas, bajo palabras adornadas y mentiras a flor de piel. No debería ni siquiera menospreciar a quien dice no haber intentado camuflarse bajo la expectativa señalada ahuecando el ala. Yo soy el mandatario de esas verdades nacidas en los más profundo de sus mentes, no hay nadie más que someta al hombre a llevar una vida de poder, a saberse único, relevante, magnífico, único. Me satisface pensar que los humanos no son inútiles, rastreros a merced de buenas acciones. Que tienen alas para volar alto, que saben seducir, mimar, engañar, adular, saciar esa ansia innata sosteniéndoles en la cumbre. Me satisface angelicalmente, bajo las alas que me cubren el cuerpo ensangrentado, rojizo, con ojos encendidos. Soplidos de un mundo carnal, vivaz, chispeante, ahumado, cubierto de pólvora a punto de explotar. Soy yo el causante de los caminos divergentes, de las dudas, de las ruedas tentativas, de transformar la vida en algo bello, digno de ser palpado, absorbido, mimetizado en gestos de cordialidad. Son esas ofrendas las que expongo, otorgo y doy sin remisión, no debería hacerlo, pero la tentación me puede, me llena, hacía un estado sublime, arriesgado, porque el riesgo me gusta. No me tientes, porque serás el próximo en caer, y quizás cuando lo pruebes decidas nunca más dejarme. Tu voz persuasiva te llama. Siempre estoy dispuesta para postrarme a tus pies. Y los hombres me llaman el mal, ¡Inocentes!.


Acabo de descargarme la revista MINATURA de la que formo parte del nº 124 (enero- febrero, 2013  # 124 Revista Digital miNatura pag. 70) incluido en la página de referencia.
Me encanta después de haber medio ojeado la revista que hay personas a las que admiro. Paloma Hidalgo, Sara lew, Patricia Nasello, Ana María shua, Sandra Montelpare (traducción)…. Le he dado una ojeada rápida y no he visto más, seguro que alguno se me escapa. Ya los iré añadiendo. Todo un regalo.

miércoles, 16 de enero de 2013

I Carrera verde (final de los Brócolis)

I Carrera Verde
 
Relevo de "Los jardines de Puck"


Con esta entrada se da por finalizada la I Carrera Verde para los Brócolis. Quizás sea un poco larga pero he intentado sintetizar el mensaje de mis compañeros en sus escritos e incluirlos todos (aunque puede que me haya dejado algo) en este final. Gracias a todos mis compañeros por el esfuerzo y los buenos relatos, (también por supuesto a los ilustradores, Sara Lew como punto de partida y a Fernando Martínez como integrante del grupo)
La frase en negrita es el relevo de "Los jardines de puck". A lo largo del texto he ido incluyendo todos los titulos con los cuales mis compañeros han encabezado sus textos. El de Paloma me ha resultado difícil, pero bueno... mejor lo leéis.
Saludos y buena lectura.


El último reducto

     Juntos iniciaron el camino y, a su paso, en cada pisada, crecía la hierba en el último reducto. Fresca como antaño, cuando los mares eran azules, y el viento lleno de aromas escampaba la brisa por cada rincón de la tierra, como el agua fresca y cristalina que corría por los arroyos. Al igual que cuando la noche caía y las estrellas relampagueaban a miles en la oscura bóveda celeste, paseándose la luna en su ciclo de nacer en el crepúsculo y morir al alba. Ellos ahora habían heredado el don de preservar, de abrir camino, de hacer rebrotar cada palabra olvidada. Luisa, pintó el mundo de colores, azules, verdes, amarillos… y anotó en una pequeña libreta todo lo que había aprendido a lo largo de los años. Buscó que significaba flor, verde, planta… pintó flores azules y todos aquellos conceptos que su padre le explicó durante meses y días. A los ocho comenzó a indagar hasta quedar repleta de las palabras que sus antepasados habían perdido. Había sentido de oídas hablar de otras formas de vida, y como la tierra donde ahora vivían, antaño estaba plagada de miles de acacias como la que visitaban a menudo. Delante de ella el silencio nunca se rompió, solo bajo las palabras que su padre le contaba sobre la vieja historia de Satur. Luisa se la sabía de memoria. Llegó a pensar que aquella acacia era una gran superviviente irreductible, que Satur aún navegaba por entre su savia, y que los pedruscos blanquecinos por los cuales resurgía habían sido el inicio de una mala andadura para el hombre. En aquel terreno donde el hormigón duro había sido pasto de todo ser viviente, ¡Satur vivía!, por encima de todo. En su mente el dibujo lo fue perfilando, sustituyendo los grandes edificios grises, por palomas y árboles frondosos llenos de vida, una nueva vida, la misma que le bullía a ella dentro.
     Luisa lo tenía muy claro después de ver la imagen casi tétrica del árbol lleno de mariposas revoloteando, comenzó a dejar crecer los dibujos, a la medida que se daba cuenta de todo lo que se estaba perdiendo, del inmenso paraíso que había rodeado a sus antecesores. Y de forma más asidua, con ahínco, mostró imágenes que no eran tan lejanas a lo que había sido la realidad de antaño. Las hojas cargadas de garabatos, signos de color, pétalos e insectos, olores que enfrascó en sus dibujos como si fueran esencias, parecidas a las que vendían en espray en la ciudad, le llenaron la vida. Era el último reducto y tenía que salvaguardarlo, le dijo a su padre con la firmeza de un roble. Con ese sentimiento tan profundo se le escapó una brizna de hierba entre sus lágrimas. A partir de ese día, justo antes de anochecer van de visita cada tarde a ver a Satur, a sentir el simple y llano aleteo de las mariposas que lo revolotean. A desearle buenas noches. A pedirle que siga vivo y crezca, que les enseñe todo lo que se están perdiendo, y sobre todo a seguir inspirándole para llenarle sus vacías tardes de color. Y este fue el germen, el olor a hierba que desprendía Luisa y su padre, al tener otra conciencia de su entorno, que acabaría siendo el legado del último reducto.


 

lunes, 14 de enero de 2013

II Concurso de Microrrelatos Acen, "Cachitos de amor II"



Cambio de Solsticio

Hace dos meses que dejó de llover. Ahora el sol brilla por entre las rendijas. Surge firme entre las flores, y hasta ha salido césped en el jardín. A mi mujer le brillan los ojos, y el Alma dolida se le ha aliviado. Nuestros lazos son perennes, no hay nada que nos desate, dice sonriente. Empujo la silla de ruedas para que contemple la vida. Respira aire fresco, un único deseo emana de nuestros ojos.


“Cachitos de amor II” se presentará el próximo jueves 14 de febrero (día de Sant Valentín) a las 19h en la librería Argot de Castellón.

Los beneficios de la venta de tal libro solidario irán destinados a realizar actividades socio-culturales para colectivos en riesgo de exclusión social. Tales actividades se gestionarán a través del Rincón Solidario de ACEN.
Enhorabuena a la ganadora a Inmaculada Baena Cubas por el micro "Trozo de papel", a los finalistas  y al resto de seleccionados con los que voy a compartir páginas. Todo un lujo.

sábado, 12 de enero de 2013

Micro Finalista La Microbiblioteca (Diciembre 12)


Finalista II Concurso Microrrelatos de la Microbiblioteca (Diciembre 12)


Vidas paralelas
     Llevo días queriéndotelo decir, pero me retengo. Intento calmar mi instinto agresivo para no herirte y acabar sintiéndome como un despojo, inservible, maquiavélico, dominante. Tú lo sabes, tanto como yo, y no das pie para que esto acabe. ¡Lo sabes! y siempre me contestas igual, con las mismas palabras, gestos y tono de voz. Por eso, quieres dejar de imitarme en los movimientos, de seguir mis pasos, de mostrarme mis preocupaciones y analizarlas. Haz el favor de no sentirte desdichado como yo, de odiar a la vecina de arriba, de tener que compartir los tapones de los oídos para no escuchar al perro del sexto. De enfermar cuando enfermo, de gustarte mi color preferido, de escribir las mismas cartas de amor con idéntica letra, de ser tan impertinente y esquivo. No utilices más mi ropa, ¡es mía!, como esos zapatos caros que llevas, y esa camisa que tan bien te queda. Eres insulso, provocativo, descarado y manipulador.
     Le mira furioso, arrogante, incómodo con desgarro. Espera una contestación convincente.
     El otro le contesta. Me gustaría ser diferente, pero no puedo, ya sabes que por mucho que lo niegues soy tu clon.

Acabo de ver en la web de la Microbiblioteca que con este micro he quedado finalista en el mes de Diciembre del 2012 junto a: Ernesto Ortega Garrido con el micro "Hormigas", Miguel Ángel Flores con "La Salida" y Rubén Rojas Yedras con "Vudú" en la categoría castellano. Enhorabuena a Elisa Brioia Escudero por su micro "Mi Ángel de la guarda", y al resto de finalistas y ganadores de las otras categorías. Es un placer.

Entrada Repollo Relevo


Paso de relevo
 

Anita Dinamita (escritor) desde Relatos de andar por casa me pasó el relevo con, “El vigilante nocturno”. Y yo se lo paso a Ana Crespo (escritor), en A cuatro letras.




miércoles, 9 de enero de 2013

ESPACIO CREADO PARA LOS BRÓCOLIS


I Carrera Verde  (espacio para los Brócolis)

Los Brócolis (atención)

Ya que compartimos Carmen Martínez y Fco Manuel Marcos el mismo blog y estamos en grupos diferentes, vamos a crear dos espacios, para que los integrantes de cada grupo tengan la oportunidad de comunicarse cada uno con su entrada. De esta forma evitaremos el cruce de datos y pueda surgir algún problema. Gracias a todos los que lo hacéis posible.

Los Brócolis
            Fernando Martínez (escritor), Espirales de tinta
            Yashira (escritor), Te cuento
            Paloma Hidalgo (escritor), Un libro es un jardín de bolsillo
            Fernando Martínez (ilustrador), Espirales de tinta
            Puck (escritor), Los jardines de Puck
            Francisco Manuel Marcos (escritor), Cirujano de letras
Brócolis¡¡¡¡¡¡ En este espacio hemos de comunicarnos. Arriba¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Hop, hop, hop¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ 


ESPACIO CREADO PARA LOS REPOLLOS

I Carrera Verde  (espacio para los Repollos)

Los Repollos (atención)

Ya que compartimos Carmen Martínez y Fco Manuel Marcos el mismo blog y estamos en grupos diferentes, vamos a crear dos espacios, para que los integrantes de cada grupo tengan la oportunidad de comunicarse cada uno con su entrada. De esta forma evitaremos el cruce de datos y pueda surgir algún problema. Gracias a todos los que lo hacéis posible.



Los Repollos

            Rosa M. (escritor), Van al aire

            Laura (escritor), De mis palabras y las vuestras

            Anita Dinamita (escritor), Relatos de andar por casa

            Carmen Martínez (ilustrador), Cirujano de letras

            Ana Crespo (escritor), A cuatro letras

            Mei Morán (escritor), Mei Morán

Repollos¡¡¡¡¡¡ En este espacio hemos de comunicarnos. Arriba¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Hop, hop, hop¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ 
 


lunes, 7 de enero de 2013

I Carrera Verde (preparados, listos, ¡YA!)

I Carrera Verde (preparados, listos, ¡YA!)

Los Brócolis, a Fernando Martínez (blog: Espirales de tinta )

Ha comenzado la carrera y esto espera ser un gran acontecimiento. Hay disposición y ganas. Fernando abre en nuestro equipo el pistoletazo de salida a este dibujo de Sara Lew.

Démosle ánimo y ¡arribaaaaa!