Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!
Publicado por Pablo en 21

lunes, 7 de octubre de 2013

Libro del VIII concurso de Relatos de viajes Moleskin 2013

     Bitácora de viaje y otros 60 relatos y microrrelatos

     Un nuevo año en el que podemos disfrutar de este regalo y dosis de arte en forma de viajes. Relatos y microrrelatos que nos transportan lejos de nuestras habituales rutinas, y nos adentran a confines donde el viajero y sus experiencias son lo esencial. Carlos Olmo nos deleita con esta oportunidad de poder abrir nuevos caminos sin necesidad de gastarnos un duro, y visitar recónditos lugares, sensaciones a flor de piel, paisajes, ríos... donde podremos leer los textos ganadores, y una selección envidiable, entre los que está LAURA GARRIDO. Lo pongo en mayúsculas porque es merecedora por su texto. Leedlo y lo verificaréis.
     Y como en un sueño, otra vez, una segunda oportunidad se incluye en el libro. Uno de los tres microrrelatos que envíe al concurso titulado EL VAGAMUNDO, han quedado impresos entre las hojas.




El vagamundo



     Tenía una carpeta en la que guardaba todos los billetes de los viajes que hice durante los últimos meses, de todos los colores, tamaños, tipografía y forma. Mi corazón de aventurero me llevó a lugares recónditos en los que me inmiscuí con infinidad de culturas, sabores y colores. Leyendas y mitos que nacían en unas tierras, resurgiendo en otras en diferente simbología. El mar fue el único medio que se me resistió, hasta que lo vencí una buena mañana al cruzar en barco el estanque del jardín del pueblo. Superar el trance me llevó a sentirme libre. No habría nada que pudiese detenerme. Quería ser vagamundo, lo tenía clarísimo. Los bere bere, incas e indios norteamericanos me enseñaron a saber apreciar los espíritus de la naturaleza, a asociarme con ellos, a saber vivir en equilibrio. Me nombraron magnate por mis viajes, conocimientos y  respeto. Tuve en mis manos la pipa de la paz. Supe que era un árbol, el sentido de los colores, y porqué veneraban los Nepaleses a su Dios. Lo malo es que el equilibrio siempre lo rompía mi madre diciéndome que no viajara tanto a la luna.

5 comentarios:

  1. Muchas felicidades !!! Es el mejor regalo para el lector...viajar a otros mundos a través de las letras. Con el tuyo, he viajado y he sentido la brisa del mar, en mis mejillas. Gracias por compartirlo.
    Disfruta de este libro, siempre diré lo mismo, son cositas que miman el alma...
    Abrazos desde mi azul mar:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles. La verdad es que me encantó que me dijeran que se iba a incluir este microrrelato de los tres que envié. Tengo un especial cariño a este concurso, por los buenos textos sobre viajes que hay en él.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Me gustan viajar, y descubrir nuevas culturas... me gustaría saber donde puedo localizar este libro.
      Gracias :)

      Eliminar
  2. ¡Enhorabuena! Brindo por tu alegría.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti Pedro que decirte. Me encantan tus letras y esos mundos en los que haces partícipe al lector tan brillantemente que a veces me quedo deslumbrado de gozo.
      Eres un maestro. Te sigo...

      Un abrazo.

      Eliminar