Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!
Publicado por Pablo en 21

domingo, 18 de agosto de 2013

"Palabras en su punto de sal" Concurso de microrrelato organizado por Verbalina Escuela de Escritura Creativa

Concurso de microrrelato organizado por Verbalina Escuela de Escritura Creativa a través de Facebook.

Plazo: hasta el 31 de agosto de 2013.


Tema: Relacionado con la gastronomía, cocina o alimentación


Extensión: máximo 200 palabras (incluido el título). 


Premio: curso-taller on line de creación literaria "Palabras en su punto de sal" (Literatura y Gastronomía)


Todos los participantes (escritores o votantes) obtendrán un cupón canjeable por un 5% de descuento en cualquiera de los cursos on line de Verbalina.




Si os gusta el micro podéis votarlo en la página que se indica. Allá están todos los participantes. Es cuestión de leerse las bases de votación y proceder.





Con este texto participo


Cocina divina



Cogí la salsa agridulce tirándola por el desagüe  harto de tantos sin sabores, y mezclé en un bol los ingredientes que nos faltaban. Quedó exquisita, a punto de caramelo. Aquello nos llevó al cielo, hacía tanto que no lo visitábamos, que los menús habían cambiado. Ya no eran platos en los que los fritos abundaban, y acababas empachado por el aceite. Más ligeros y sabrosos pudimos comprobar cómo la cocina mediterránea los había coloreado. Yo lo hice con lechuga. Tú me llamaste caracol. Rápido llenaste un bol con fruta de la pasión. Me sentí tan bien entre tus brazos, que comí fresones con nata. Habíamos dejado el régimen, estábamos en un buffet libre, volátil, lleno de aromas que hacía tiempo habíamos olvidado. Comí hasta saciarme, albóndigas de mi madre, el potaje de mi padre, las pelotas de la suegra y la repostería de tía Antonia. Sin embargo tú más escueta dejaste pasar los platos frente a ti, limitándote a saborear el dulce helado de limón, porque los sabores fuertes te gustan. Intestaste avisarme, y yo no me di cuenta, que estos momentos son escasos, y que la salsa agridulce la llevo siempre en mi mochila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario