Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!
Publicado por Pablo en 21

sábado, 26 de enero de 2013

Revista Literaria Talaiot Nº 39 Invierno 2012

El libro


     Busqué en varias librerías uno de esos libros que siempre me habían aconsejado leer, con un título atrayente, que te empuja a querer devorarlo antes de tenerlo en tus manos, sin saber a ciencia cierta el contenido. Lo cierto es que, sin tantos preámbulos y con las ganas puestas en órbita me dejé llevar por la balanza de unas palabras amigas, Martina tuvo la culpa, de abducirme al centro del Universo metódico resuelto en unas páginas que dijo me iban a ayudar. Hasta mi sombra esperó ansiosa el poder tener en sus manos el papel impreso y encuadernado con tapa blanda, del delgado volumen que según ella encontraría en la librería técnica del centro. Su desparpajo me atrajo, siempre era igual, lanzada, sincera y llena de pequeñas chispas, que aun no dándole plena lucidez la hacían tener carisma, y una extraordinaria atracción desde la cual cualquier respuesta por arbitraria que fuera, era la que era, no había vuelta de hoja.
      La índole del encuentro con ese libro que pasó a ser maldito, formó un halo de esperanza en mis cortas miras, creyendo que Martina me había regalado lo mejor de su honestidad. Cuando cayó en mis manos el corazón me palpitó tan rápido que creí desvanecerme, con el ansia de devorar lo antes posible su contenido. Aquel día salí corriendo que me las pelaba hacía casa con las llaves en la mano, apretándolo fuerte contra el pecho para no perderlo, contando los céntimos que me habían devuelto a la vez que me desataba la corbata por el fervor y el impulso creciente de leer la historia que me había vendido.
     Al abrir la puerta tiré la cazadora encima de la silla del comedor, me desaté los cordones, lanzando los zapatos por el aire, cogí un cojín y me estiré a todo lo largo del sofá. Casi como un rito cogí el libro delicadamente, mientras resople un par de veces, hasta que inspiré soltando el aire de forma progresiva. Quería engullir, una necesidad imperiosa me estrujaba, así que abrí la primera página que leí de carrerilla… Un sentimiento de, ¿dónde me estoy metiendo?, me hizo ralentizar en la segunda hoja. Al llegar a la tercera di por acabada la lectura… doblándola por el extremo superior derecho. Métodos, consejos, prácticas y las palabras de siempre, “¡maldita Martina!”, pensé, hasta que un salpullido comenzó a aparecerme por la tensión en el rostro.
     El thriller psicológico en el que me vi envuelto no dejó de ser más que una aventura inesperada, las visitas a mi doctora, mi vida plasmada en cada renglón, el énfasis con el cual hacía las cosas, y mi buena voluntad que según Martina había perdido. ¡Yo no soy así!, hasta el personaje tenía mi nombre. Las palabras en las que me vi envuelto me llevaron a seguir con las mismas conjeturas, perseguido por la sombra maldita de un maleficio del cual llevo tiempo sin poder desprenderme.
     Lo único que quiere es que cambie, que deje de ser el que soy, que me transforme  y transmute, que sea libre como los pájaros… cuando ella sabe que la única atadura que tengo es mi sombra, que me persigue allá donde vaya, y de la cual nunca me he podido desprender. Así que cogí el libro con las dos manos y lo hice añicos, ínfimos, minúsculos junto a las macetas de la ventana del comedor… fue un alivio cometer la atroz hazaña, y una gran recompensa al ver con el pasos de los días más verdes las plantas mustias.
     Después de dos meses volví a verla, quería agradecerle todo lo que había hecho... Le regalé un hermoso ramo de flores, “son preciosas” me dijo. “Si que lo son”, le contesté. “Las he hecho crecer con tu libro… fue un abono perfecto”, y dejé por zanjada la historia del maldito libro rompiendo el maleficio.

Portada revista Talaiot nº 39

Siguiendo el comentario de Nuria y para que su visita no sea desagradable en esta página incluyo el nombre de la persona que ha dibujado la portada de la revista Talaiot. Le pido disculpas por no haberlo hecho antes (la verdad es que no caí) y a partir de ahora me anoto en mi diario esta reseña. Publicación realizada por el grupo Talaiot centro cultural Tom i Guida. El dibujo de portada es de Pere Cànovas Aparicio, y yo salgo en la página 19.

Texto publicado en la revista Literaria Talaiot nº 39 Invierno 2012

10 comentarios:

  1. Caray, con tal de transformarnos en otro, no saben qué inventar, estas Martinas.
    MUy bueno, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas compañero. Me encanta verte por aquí, relagalándome estas palabras. Las verdad es que las Martinas son de miedo... Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Ja, menos mal que te diste cuenta rapidito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yashira. Recibo de tus palabras elegancia sinceridad y cierto humor. Me encanta verte por aquí. Todo nos acaba enriqueciendo.
      Saludos

      Eliminar
  3. Muy bueno, Francisco!!! Hay libros cargados, ya lo creo, y a veces no sabés cómo escapar del maleficio. Voy a probar esto del abono. ¿Qué decís?
    Saludos van

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que seguro que acabarán saliendo flores bellas, magníficas. Por cierto a ti debo incluirte en la revista Minatura, por ese fantástico trabajo de traducción. Desde España hasta Argentina, saludos cordiales.

      Eliminar
  4. buenas, me he encontrado esta página por casualidad... hecho en falta que se mencione al autor tanto del dibujo (portada) como del escrito, ya que tengo en mi poder la revista y aparte conozco a los diferentes autores de la misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria. El que ha escrito el texto he sido yo. No hay ninguna intención de ocultar nada, eso quiero que quede bien claro. Cada vez que mando un texto y es publicado en la revista lo cuelgo en mi blog. Este lo administro más asuduamente desde hace unos meses.
      Lo de poner el nombre de la persona que ha hecho el dibujo la verdad es que no le pensé en ningún momento, (fallo por mi parte) y te pido disculpas si eso ha ocasionado alguna discrepancia, nunca va a salir de mi molestar a nadie y menos en estos temas.Creo que no es necesario decir más, solo que si te has sentido mal por verlo publicado y ver que no hay ninguna reseña, o cualquier otro dato que consideres oportuno, no hay intención de hacer daño a nadie, lo vuelvo a repetir, o vanagloriarme con esto. De todas formas siguiendo tus palabras, buscaré los datos, y para que no haya problemas de este tipo que lleven a mal entendidos lo añadiré.
      Espero que hayas disfrutado leyendo y compartiendo lo que aquí dejo escrito. Y nada Nuria, se bien recibida a esta mi página.

      Un cordial saludo y nos seguimos viendo.

      Eliminar
  5. gracias por contestar,,, vale la pena que la gente sepa quien es Pere Cànovas; aparte de maestro vidriero y reconocido mundialmente, es un magnífico dibujante como se puede apreciar en la revista. y por aquí seguiré leyendo !!!
    un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo niego. Reiterado en mis disculpas, se bienvenida. Aunque no te conozco personalmente se bienvenida, y a disfrutar que es para lo que está pensado el blog.

      Un saludo.

      Eliminar